Trucos de interiorismo: ¿tu vestidor no es perfecto? Mejóralo cambiando la iluminación

Aunque probablemente sea lo último a lo que prestemos atención a la hora de idear un vestidor, la iluminación juega un papel fundamental. De ella dependerá que lo encuentres todo en un vistazo y, algo mucho más importante: que al salir a la calle vayas tan ideal como imaginabas o, por el contrario, te des cuenta de que esa chaqueta no queda tan bien con la camisa que llevas…

¿Alguna vez has visto una prenda de un color en el probador, o en casa, y de otro en la calle? ¿Y te has preguntado a qué se debe? Muy sencillo, al color de la luz que incidía sobre ella en cada caso. Solo ante la luz natural (neutra) se percibe el color real de las cosas. Es por ello que la iluminación en un vestidor es primordial.

  • En primer lugar, debe ser lineal, olvídate de usar focos puntuales que generan sombras, la iluminación lineal impide que estas aparezcan.
  • En segundo lugar, la luz debe estar situada en la parte frontal y debe haber la misma cantidad de luz en todo el espacio.
  • Y en tercer y último lugar, debes elegir luminarias de 3.000 grados Kelvin con un tono de luz neutra, que no modificará las gamas cromáticas.

Pruébalo y verás la diferencia. Y no olvides que si quieres echar un vistazo a nuestros proyectos de diseño interior y a cómo lo hemos hecho nosotros en el showroom puedes pedir una cita personalizada sin compromiso.

Rimadesio Vestidor Perfecto gracias a una iluminación natural