El cine en casa. Convierte tu casa en el mejor lugar para ver películas.

Cuando el frío aprieta la verdad es que lo que más apetece es pasar una tarde en casa, calentita, viendo buenas películas bajo la manta… ¿Es o no es un plan ideal?

Claves de decoración Iconno: El cine en casa, Ivano Redaelli

Hagamos que, además de ideal, ¡sea perfecto!

El lugar idóneo: con una amplia pared y suficiente distancia para proyectar.

Lo más probable es que lo encuentres en el salón. No importa que sobre la pared haya un cuadro, una fotografía, que no sea blanca. ¡Para eso se inventaron las pantallas!

Por supuesto, debe poder quedar totalmente a oscuras.

Proyector y pantalla

Localizada la pared y el lugar donde deberás colocar el proyector, date una vuelta por Amazon y hazte con una pantalla y un proyector de 4.000 lúmenes, 1080 Full HD y, a ser posible, para una pantalla de hasta 200 pulgadas.

Un asiento muy cómodo

Seguro que tu sofá es comodísimo, blandito, mullido, pero, si no es así, tal vez sea hora de cambiarlo o de hacerte con unas butacas que cumplan estas características. Añádeles unos cojines suaves y una manta de pelo.

Algo para picar

Ya solo nos queda el picoteo, un must de todo cinéfilo que se precie. Una mesa de apoyo junto a tu butaca o sofá será fundamental para dejar a mano las palomitas recién hechas, la pizza, el helado… porque, eso sí, una tarde de cine no es lo mismo si no se hacen algunos excesos…

Claves de decoración Iconno: El cine en casa, sofas Campiello ambience de flexform